Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

octubre 2019

18 vie
19 sáb
20 dom
21 lun
22 mar
23 mié
24 jue
25 vie
26 sáb
27 dom
28 lun
29 mar
30 mié
31 jue

noviembre 2019

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie

Vuelos baratos de Ciudad de México (MEX) a París (PAR)

Viaje: 7 Días
Ida jue, 05 dic
American airlines
No incluye maleta
12:35 MEX
13h 40m
1 escala
09:15 +1 CDG
Vuelta jue, 12 dic
American airlines
No incluye maleta
11:15 CDG
15h 20m
1 escala
19:35 MEX
USD894

por persona

Viaje: 7 Días
Ida dom, 15 dic
Delta
No incluye maleta
09:20 MEX
15h 0m
1 escala
07:20 +1 CDG
Vuelta dom, 22 dic
Delta
incluye 1 maleta
11:30 CDG
12h 25m
Directo
16:55 MEX
USD1,751

por persona

Vuelos de última hora desde Ciudad de México

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce París

Vistas desde un balcón
París no se acaba nunca y el recuerdo de cada persona que ha vivido allí es distinto del recuerdo de cualquier otra. Qué mejor que las palabras de Hemingway, un enamorado de París, para describir esta ciudad bohemia y romántica, llamada la ciudad de la luz, que cautiva a todo aquel que la visita gracias a sus magníficos paseos por el Sena, a sus nostálgicos cafés y sus misteriosos rincones. Ven a conocer el París de obras como Rayuela o París era una fiesta, sumérgete en la ciudad y descubre cuál es la tuya. Ahora ya podrás decir aquello de "siempre nos quedará París".

Hay varias formas de moverse por la inmensa ciudad de París pero el metro es, con diferencia, la mejor. Es rápido y cuenta con numerosas líneas que te llevarán adonde quieras ir. El servicio empieza a las 5:00 de la mañana hasta la 1:00h. Además, existen los trenes de cercanías, RER, que funcionan prácticamente como el metro. El autobús es quizá el medio menos recomendable debido a una menor frecuencia y al tráfico. Aunque, cuando sea posible, lo mejor es recorrer a pie las preciosas calles de París.

Una ciudad tan inmensa como París no puede verse en dos días así que lo ideal es fijarse varias paradas imprescindibles, como la Torre Eiffel. Hay innumerables museos, entre ellos, uno de los más importantes del mundo, el museo del Louvre donde admirar la Mona Lisa o el Código de Hammurabi. El museo clave para el arte contemporáneo es el Centro Pompidou cuyo edificio es una obra de arte en sí misma. Muchos de los museos son gratuitos el primer domingo de cada mes. Dejando a un lado los museos, los amantes de la literatura tienen una visita obligada a la librería Shakespeare & Co donde Hemingway se hizo una de sus fotografías más famosas y por donde han pasado autores de la talla de Joyce o Fitzgerald. Ya que estamos aquí, podemos aprovechar para visitar Notre Dame. Uno de los cementerios más famosos y visitados es el de Père Lachaise donde descansan celebridades como Balzac, Chopin, Delacroix, Jim Morrison, Oscar Wilde o Édith Piaf. Lo mejor para disfrutar de París si el tiempo acompaña es perderse por sus calles, descubrir sus entrañas bajando a las catacumbas de la ciudad o, en verano, tomar el sol en Paris Plages a orillas del Sena. Otra de las visitas obligadas es Montmartre desde donde podremos contemplar la ciudad de París y dejar que uno de los muchos artistas nos inmortalice en un retrato. Podemos aventurarnos por sus escaleras o elegir el camino más cómodo y subir en funicular que llega hasta los pies de la Basílica del Sagrado Corazón. Ya de noche, lo ideal es un paseo por Pigalle para admirar sus luces y su vida nocturna y contemplar el magnífico Moulin Rouge.

Feria de Saint Germain. Tiene lugar de principios de junio a principios de julio con actividades para todos los gustos: exposiciones, teatro, antigüedades o conciertos de todo tipo. Totalmente gratuito. Fiesta de la Vendimia. A principios de octubre. Una animada fiesta en Montmartre que celebra las vendimias. Fiesta de la música. El 21 de junio, las calles de París se llenan de música de todos los estilos imaginables. 14 de Julio. Día nacional en el que se conmemora la toma de la bastilla y el triunfo de la revolución. Todo el mundo recuerda la Exposición Universal de París de 1889 gracias a la Torre Eiffel, símbolo principal y puerta de entrada a la exposición que fue celebrada en el centenario de la toma de la bastilla. Otro evento de reconocida fama internacional es el Tour de Francia que, además de París, pasa por otras ciudades francesas durante casi el mes que dura.

En las magníficas galerías Lafayette se puede disfrutar tanto de un buen día de compras como de unas maravillosas vistas de la ciudad desde la última planta. La calle Faubourg-Saint-Honoré es una de las calles más famosas por sus tiendas de moda y sus galerías de arte mientras que Place Vendôme es el lugar idóneo para comprar joyas. El rastro de Ouen es de visita obligada para buscar y encontrar tesoros escondidos.

Hablar de París es hablar de queso, vino, foie, pato y tantos otros platos deliciosos. Para degustar los platos típicos de cualquier parte del mundo, hay que dirigirse al Barrio Latino donde encontraremos restaurantes de cualquier rincón a precios asequibles aunque probablemente resulte más apetecible sentarse tranquilamente en una brasserie o en un encantador bistrot donde degustar un plato típico francés acompañado de un buen vino. Por supuesto, no podemos dejar pasar la oportunidad de deleitarnos con exquisitos croissants, pain au chocolat o los deliciosos crêpes. Y, como no, solo habremos aprovechado el viaje realmente si nos deleitamos con la extensa y magnífica variedad de quesos franceses.

El tiempo en París suele ser impredecible así que es recomendable viajar preparado. Cada estación refleja una faceta de la ciudad, desde la melancolía del otoño lluvioso al encanto del sol y del color de las flores en primavera. La mejor época para visitar París es la primavera cuando los días suelen ser soleados, las temperaturas agradables y sus parques empiezan a florecer.

Como cualquier país de la zona euro, puede utilizarse la moneda común. París es una ciudad segura pero no hay que tentar a los carteristas así que conviene no despistarse demasiado si no queremos que nos estropeen las vacaciones.

Pasea por sus calles y siente como el tiempo se detiene. Sumérgete en el París más literario y bohemio o lánzate a descubrir el lado más chic de esta ciudad cosmopolita, mezcla de lo clásico y lo nuevo, melancólica y alegre, de belleza inagotable porque sabes que, pase lo que pase, siempre nos quedará París.

Paris mon amour

La ciudad de la luz, la ciudad del amor... ¿Qué adjetivo le pondrías tú? Ven a visitarla y descúbrelo.

Publicidad