Por qué reservar tu hotel con Atrápalo

Atención personalizada
Pago 100% seguro
Mejor precio garantizado

Hotel Colloseum Descripción

El Hotel Colloseum Černý Koníček está en el centro de la ciudad de Praga, cerca de varios lugares de interés turístico.

Dispone de 30 habitaciones sencillas que están equipadas con TV con canales por cable, minibar, calefacción y baño privado. Ofrecen conexión a Internet WiFi gratis en todo el alojamiento.

Alberga un restaurante, Miss Saigon, que sirve platos de cocina tailandesa. Además, todas las mañanas podrás empezar el día con un desayuno. La recepción está abierta las 24 horas del día, el personal podrá facilitarte información turística sobre el destino. Podrás llegar caminando a la Plaza de Wenceslao o a la Plaza de la Ciudad Vieja.

Las estancias tienen una decoración funcional, suelos de moqueta y ventanas exteriores con cortina. También tendrás teléfono, servicio despertador y baño con ducha.

Si te interesa, ofrecen servicio de traslado al aeropuerto por un coste adicional. En las inmediaciones hay parking privado de pago para aquellos huéspedes que lleguen en su vehículo.

  • INTERNET

  • ALQUILER DE BICICLETAS

  • ADMITE MASCOTAS

Check in

de 14:00 a 23:30 horas

Check out

hasta las 11:00 horas

Servicios

Hotel

  • Alquiler de Bicicletas
  • Caja fuerte
  • Cambio de moneda
  • Habitación/consigna para equipajes
  • Lavandería
  • Servicio limousine
  • recepción

Habitación

  • Otros animales de compañía
  • Wi-Fi

Restauración

  • Bar

Información útil

Información tasas

En este destino existe una tasa local no incluida en el precio por persona y noche que debe ser pagada directamente en el hotel.

Cómo llegar

Este alojamiento queda en el centro de Praga, la capital de República Checa. Podrás dar un paseo y llegar a muchos de los atractivos de esta ciudad europea. A pocos minutos tendrás restaurantes, cafeterías, tabernas y otros comercios donde poder hacer tus tiendas. 

El Puente de Carlos y la Plaza de la Ciudad Vieja están a 1,1 km de distancia. No te olvides de visitar la Catedral de San Vito o la siempre peculiar Casa Danzante.

Publicidad
Publicidad